IDENTIDAD

 ¿CUÁNDO SOMOS CRISTIANOS?
PASTOR DIEGO LUIS PRIETO 

 
I.             CONVERSIÓN. Es nuestro primer síntoma, cuando decidimos seguir a Cristo y que él tome toda la autoridad sobre nuestras vidas. Pero veamos en las escrituras lo que Dios nos enseña acerca de este tema.
1.     Dios ordena que nos convirtamos a él Malaquias 3:7 “volveos a mí y yo me volveré a vosotros.
2.      La parábola del hijo prodigo Lucas 15:11-17 “y volviendo en sí dijo: volveré a casa de mi padre”
3.     Renovar nuestra forma de pensar Romanos 12:2, Efesios 4: 22-24.
4.     Jesús y Zaqueo Lucas 19:1-10.
 
II.               CONCIENCIA DEL PECADO. Uno de los grandes problemas que tenemos como cristianos al convertirnos es no tener conciencia de que cosas son pecado y cuales no, como lo diría Isaías en el capitulo 5 “hay de los que llaman bueno a lo malo y malo a lo bueno” esto es estar inconsciente de los actos que se cometen, como el hijo prodigo, fuera de sí.
1.     El caso de Caín Génesis 4:6-7 Dios le dijo tu puedes enseñorearte del pecado, sin embargo arremetió contra la  vida de su hermano.
2.     Hebreos 10:1-2, 16-17, 19-23.
 
III.           IDENTIDAD. La falta de identidad en la iglesia podríamos definirla como orfandad, una persona que no sepa reconocer a Dios como padre de su vida es por que no tiene conciencia de ser hijo.
1.     San Juan 1:12 “nos dio potestad de ser hechos hijos de Dios” Tenemos la autoridad de llamarnos hijos de Dios por medio de Jesucristo.
2.     Somos probados y el primero que quiere que perdamos está condición de hijos es el diablo, El señor Jesús fue probado en la tentación Lucas 4: 4 ver 3:22.
3.     A quien servimos, Daniel 3:17-18.
4.     Mefi-boset 2 Samuel 4:4.
 
IV.            CONGREGARSE. Es uno de los problemas más destacados en todo el mundo, el congregarse hace parte de nuestra fidelidad a Dios y demuestra nuestro compromiso con él.
1.     El ejemplo dado por el señor Jesús Lucas 4:16 “Entró en la sinagoga, conforme a su costumbre”. Jesús es nuestro modelo a seguir y cada día que pase debemos parecernos más a él. Y que podamos decir “Ya no vivo yo sino Cristo vive en mí”.
2.     Hebreos 10: 23-25 Es un indicativo de por que debemos congregarnos, y esto es para estimularnos al amor unos a otros y animarnos a las buenas obras.
 
V.               DAMOS CUENTAS A DIOS DE NUESTROS ACTOS Y DE NUESTRAS FINANZAS.
1.     Malaquias 3:6
2.     Hebreos 7:1-10.